Cultivan macroalgas en Chiloé para biocombustible - El Mercurio

Firma norteamericana BAL creó filial en Chile
23/11/2009

Con una inversión de US$ 5 millones, el proyecto contempla una planta productiva en Los Lagos.

La unión de la tecnología norteamericana y la expertise nacional en el desarrollo de cultivos acuícolas permitieron que hoy se desarrolle un innovador proyecto en Chiloé para la producción de biocombustibles.

La compañía Bio Architecture Lab (BAL), constituida por diversos científicos, creó en el país la filial BAL Chile, y a través de ésta ya empezó a cultivar 100 hectáreas de macroalgas en la isla de Chiloé.

Esta materia prima será ocupada en 2010 para la producción de etanol, proceso que se realizará en una planta piloto a instalarse el próximo año en la Región de Los Lagos.

BAL desarrolló microorganismos que permiten realizar un proceso de fermentación en las algas, que arroja como resultado la producción de biocombustibles y subproductos que también se pueden comercializar, como yodo o alimentos para la industria salmonera, lo que entrega mayores perspectivas económicas a la iniciativa.

Concluido este trabajo, la firma, que en el país lidera Lance Ayrault, se fijó en Chile dado el conocimiento que hay en el país en torno a los cultivos acuícolas. Para esto ha establecido asociaciones con empresas del rubro, como San José, y diversas universidades, entre las que destaca la U. de Los Lagos y los trabajos que ha desarrollado en torno al cultivo de macroalgas.

La etapa inicial del proyecto requerirá inversiones en torno a los US$ 5 millones, y busca reproducir los resultados ya obtenidos en las pruebas de laboratorio.

Aunque está en fase inicial, el proyecto tiene metas ambiciosas. De resultar las pruebas en 2010 -el cultivo de algas estará listo para cosecha en junio-, la firma espera contar con unas 10 mil hectáreas de algas a lo largo del país, lo que permitiría producir hasta 165 mil m {+3} de etanol, equivalente al 5% del consumo local de gasolina.

BAL espera que sean la industria y la pesca artesanal las que la provean, bajo su asesoramiento de la materia prima.

Para esto requerirían invertir US$ 100 millones en una o varias plantas productivas a gran escala, las que podrían estar operando en tres años. Además, BAL espera transferir el conocimiento acuícola local tanto en EE.UU. como en Noruega.

Fuente:
http://diario.elmercurio.cl/2009/11/23/economia_y_negocios/economia_y_negocios/noticias/0ebe05b3-b975-4d36-9471-232e6fa74946.htm

No hay comentarios.: