Energías no convencionales: tiempo de remover barreras - blog Ideas en los Think Tank, La Segunda

Tokman, Marcelo
06/10/2010

Al margen de todos los esfuerzos que se realicen a nivel país por hacer un uso energético eficiente, mientras sigamos creciendo aumentaremos necesariamente el consumo de energía, por lo que es indispensable garantizar que en el largo plazo contemos con el suministro que se precisa para impedir que la falta de esa energía se convierta en un cuello de botella al desarrollo. Sin embargo, no sólo importa la cantidad de energía disponible, sino que también su composición.

Actualmente, Chile importa cerca del 70% de su consumo energético (casi la totalidad del petróleo, carbón y gas natural consumido es importado). Esta dependencia nos ha dejado expuestos a las fluctuaciones de precios en los mercados internacionales y a los problemas de suministro de nuestros proveedores. Por otra parte, la matriz eléctrica posee una alta participación de la generación hidroeléctrica en el Sistema Interconectado Central, lo que ha resultado en situaciones muy críticas cada vez que se producen sequías.

La diversificación de nuestra matriz, con un adecuado equilibrio entre las distintas fuentes, constituye uno de los pilares en torno a los cuales debe articularse nuestra estrategia energética de largo plazo. Las energías renovables no convencionales (ERNC) deben jugar un rol cada vez más importante en esta estrategia. Ello, porque son un recurso autóctono que permite reducir la dependencia externa, disminuir la variabilidad de los costos, y minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero. A todo ello se agrega que, como el país cuenta con un potencial enorme, especialmente en lo que se refiere a energía solar, mareomotriz, eólica, geotermia y biomasa, y el desarrollo de estas tecnologías avanza aceleradamente, muchos de estos proyectos son, además, más competitivos que los convencionales.

Si bien la participación de las energías renovables en Chile es mucho mayor que en los países desarrollados y en el resto del mundo, por la alta presencia de la hidroelectricidad y la biomasa, cuando se consideran sólo las ERNC vemos que éstas tienen una participación muy baja. Esto se debe a la existencia de múltiples barreras que han impedido un mayor aprovechamiento de nuestros recursos naturales.

Si bien el país ya ha dado grandes pasos en la remoción de dichas barreras para contar con una matriz más verde, es tarea del actual gobierno continuar en esa misma dirección y seguir sentando las bases para la implementación de proyectos que garanticen nuestra sustentabilidad energética.

Fuente:
http://blogs.lasegunda.com/thinktank/2010/10/06/energias-no-convencionales-tie.asp

No hay comentarios.: