Alemania adelanta apagón nuclear a 2022, apostando por las energías limpias - DF

Pretende duplicar el uso de fuentes renovables en diez años
31/05/2011

Expertos advierten que la demanda puede alcanzar niveles críticos en los meses de invierno, entre enero y marzo.

Alemania se convertirá en el primer país industrializado en renunciar a la energía atómica. El gobierno de Angela Merkel anunció ayer que adelantó el apagón nuclear a 2022, como respuesta a las preocupaciones que generó la crisis nuclear de Fukushima, en Japón.

La coalición gobernante anunció que los siete reactores más antiguos que fueron suspendidos en marzo, después del terremoto en Japón, y otro que ya estaba suspendido, no serán reincorporados a mediados de junio, como se había anunciado. Estas plantas representan un 41% de la capacidad nuclear del país, que a su vez aportó con 23% de la generación eléctrica en 2010.

El ministro de Medio Ambiente, Nobert Röttgen, detalló que de los nueve reactores que se mantienen funcionando, seis dejarán de operar en 2021, y los tres restantes se mantendrán operativos un año más como “reserva de seguridad”.

El gobierno se retracta así de su promesa de prolongar la vida de los reactores nucleares y cerrar en 2036 la última planta atómica. El cambio coincide con el mal resultado de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y sus aliados liberales (FDP) en las elecciones regionales de marzo. “Con el FDP tan débil, y con Merkel buscando otros aliados, que podrían ser los Verdes, el tema atómico era el gran obstáculo que debía ser removido”, dijo a Reuters el cientista político de la Free University de Berlín, Carsten Koschmieder.

Energías alternativas


Expertos alemanes están preocupados por la falta de un sustituto para la capacidad nuclear que se va a extraer del sistema. El sector empresarial y las compañías de servicios básicos también se oponen al plan, que subirá los costos de la energía.

Pero Merkel intentó entregar una señal de tranquilidad. “Alemania es uno de los países con mejor desempeño y más exitosos económicamente del mundo. Para que eso se mantenga, debemos tener una oferta energética competitiva”, afirmó ayer la canciller.

De acuerdo con un documento al que tuvo acceso Reuters, el gobierno apunta a duplicar la participación de las fuentes renovables en la matriz energética, a 35% para 2020, desde un 17% actual. Eso se verá acompañado de una disminución de 10% en el uso de electricidad y una reducción de 40% en las emisiones de gases invernadero en una década.

“La lógica verde es que todo se puede hacer con energía eólica o solar”, afirmó a Reuters el experto de Lenz Energy, Konstantin Lenz. “Pero la opinión pública puede cambiar dramáticamente si se produce un apagón en invierno en el sur de Alemania. Sin querer ser alarmista, la escasez de viento y condiciones nubladas podrían contribuir a eso”.

Según el analista de la firma Energy Brainpool, Tobias Federico, la capacidad que falte cuando haya generación eólica y solar débil sólo se puede suplir con plantas termoeléctricas a gas y carbón, pero su construcción demandará años. “Una salida económica y técnicamente sensata habría sido volver a operar tres de las siete plantas más antiguas hasta 2015”, acotó.

La demanda promedio desde marzo ha sido 52 mil MW de capacidad instalada. Las reservas que existían e importaciones de Francia y la República Checa han ayudado a llenar los vacíos. Sin embargo, Federico advirtió que la demanda podría subir a 60 mil MW en los meses de invierno, entre enero y marzo. Ya que esto coincidirá con el alza del consumo en Francia, las importaciones no podrán cubrir todas las brechas.

Alemania tiene más de 40 mil MW de energía eólica y solar, además de la generación de las plantas termoeléctricas, pero las fuentes limpias pueden bajar su producción a cero en días sin viento y nublados.

Fuente:
http://www.df.cl/alemania-adelanta-apagon-nuclear-a-2022-apostando-por-las-energias-limpias/prontus_df/2011-05-30/213511.html

No hay comentarios.: