Gobierno se abre a modificar normativa eléctrica para facilitar competencia - La Tercera

31/07/2011

El tema está en la agenda de trabajo de la comisión de expertos convocada por Energía, que analiza una eventual concentración de derechos de agua y la integración vertical, y que entregará sus conclusiones en septiembre. El nuevo titular de Economía, Pablo Longueira, se sumó a la discusión.

Cambios legales podrían venir para el sector eléctrico. Es que el gobierno está mirando de cerca el funcionamiento de este mercado, con la idea de introducir más competencia, permitir una mayor oferta de energía para los consumidores y abrir espacio para una baja de precios.

El tema, de hecho, está en la mesa de análisis de la comisión de expertos convocada en mayo por el Ministerio de Energía, y volvió a la primera línea de la mano del ministro de Economía, Pablo Longueira. Su diagnóstico es tajante: hay "excesiva concentración" en el sector energético, dice. Y esa condición, a su juicio, tiene consecuencias. "Parte importante de los altos precios de hoy es producto de la falta de competencia en el sector de generación. Es una materia que como gobierno tenemos que abordar", sostiene.

Su opinión está en sintonía con la visión con que el gobierno convocó a 15 expertos, encabezados por Juan Antonio Guzmán, quienes tienen como plazo hasta septiembre para entregar sus conclusiones y proponer cambios. "La mesa está abordando estas materias y de ahí saldrán propuestas que deberemos analizar y que podrían implicar modificaciones normativas", asegura el ministro. Al mismo tiempo, aclara que su repartición trabajará en este tema de forma coordinada con Energía, cartera que hoy encabeza el ex subsecretario de Hacienda, Rodrigo Alvarez.

Para la autoridad es claro el camino para resolver el tema. Se requiere, afirma, hacer una completa revisión de la industria para identificar las barreras de entrada y, de ser necesario, introducir modificaciones a la ley. "Hay que revisar toda la regulación y normativa, tenemos que analizar todos aquellos temas que se han convertido en una traba para una mayor competencia. Hay que revisar de qué forma perfeccionamos el mercado para que entren nuevos actores", sostiene Longueira.

Aunque se refiere principalmente a la generación, la autoridad mira también a la distribución. "Ningún mercado tiene que estar excluido del análisis necesario para ver de qué forma el gobierno va a introducir mayor competencia. En distribución también tiene que haber la mayor competencia posible, sin perjuicio de que se trata de un monopolio que tiene regulación y fijación de precios", comenta.

El objetivo detrás de eventuales cambios es uno: que el país tenga una malla energética diversificada en sus fuentes y también en sus operadores. "Eso va a posibilitar que los precios sean más bajos y que Chile sea más competitivo", indica.

El trabajo de la Comisión

La radiografía en la que hoy trabaja la Comisión Asesora para el Desarrollo Eléctrico incluye, entre otros temas, la condición competitiva del mercado. Los lineamientos fueron entregados por la cartera de Energía, entonces dirigida por Laurence Golborne, y es parte de las tareas de uno de los ocho grupos de trabajo que se formó al alero de la entidad, que funciona desde mayo.

Si bien aún el trabajo está en su fase preliminar, debiera terminar con la recomendación de políticas tendientes a mejorar la operación del sector. "Estamos analizando los temas de competencia, en todas las áreas, que eventualmente podrían derivar en cambios normativos, pero no tenemos una conclusión todavía, estamos en etapa de discusión", confirma Sebastián Bernstein, integrante de la comisión de expertos.

Por lo pronto, los temas que se quieren analizar son al menos cuatro. Sobre la mesa ha estado la integración vertical. Ello, porque el grupo Enersis es matriz de la generadora Endesa y de la distribuidora Chilectra. Lo que la comisión está analizando es ver cómo se han comportado los contratos en que han participado Chilectra y Endesa, y determinar si ha habido trabas a la competencia o sobrecostos para los consumidores finales, comenta otro integrante de la comisión.

También se está debatiendo sobre la concentración de los derechos de agua y sus efectos en la competencia. Un tercer tema en análisis en la agenda de trabajo ha sido la carretera pública eléctrica de transmisión, concebida como un instrumento para conectar a las redes a nuevos desarrolladores. "Se busca que la transmisión no sea un impedimento para el desarrollo eléctrico", confidencia un miembro del grupo de expertos, quien agrega que, en paralelo, se estudia cómo perfeccionar la operación de los centros de despacho eléctricos.

En distribución, en tanto, el grupo hará recomendaciones sobre la implementación de un "multicarrier eléctrico" y verá modificaciones a los procesos de licitación de suministro de las distribuidoras.

EL Mercado en Chile

La mirada del Ejecutivo está puesta principalmente en la generación, donde Endesa es la mayor operadora. Participa en el Sistema Interconectado Central (SIC), donde vive alrededor del 93% de la población y suma una capacidad instalada de 4.867 MW en este sistema, que representa el 41% del SIC. También es parte del Sistema Interconectado del Norte Grande (Sing) y hoy lleva adelante el proyecto HidroAysén junto a Colbún, del grupo Matte.

Esta última eléctrica, a su vez, opera en el SIC, donde representa el 21% del mercado, lo que la convierte en la segunda empresa más grande. AES Gener es el tercer player del SIC, con el 14% de la potencia instalada. La firma es también proveedora de energía del Sing, con el 25% de la capacidad instalada. La franco belga Suez, a través de E-CL, es el mayor actor en el Sing, con el 49% de la potencia. En los últimos años, además, han ingresado nuevos generadores, como la noruega SN Power y la australiana Pacific Hydro, aunque con una presencia todavía marginal.

Visión de los especialistas

Cuatro barreras principales identifican los expertos para la entrada de nuevos competidores: la lentitud en la obtención de permisos para desarrollar nuevos proyectos, la concentración de derechos de agua, las limitaciones técnicas del sistema de transmisión que impide que nuevos proyectos -y especialmente pequeños- puedan conectarse con facilidad y la creciente oposición ciudadana, que ha dilatado y judicializado algunos desarrollos.

"Todos estos factores hacen que hoy no tengamos un mercado competitivo en generación", asegura María Isabel González, ex secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía. Dos efectos han producido esas barreras de entrada. "Limitar la entrada de nuevas centrales a carbón e hidroeléctricas, que constituyen la base de desarrollo de un sistema eléctrico eficiente, e incrementar la inversión y los costos operativos de las centrales", indica.

El actual grado de concentración afecta directamente el precio de la electricidad para los usuarios, advierte Juan Cembrano, quien representa a los clientes libres (grandes empresas) en el directorio del Centro de Despacho Económico de Carga del Sistema Interconectado Central (CDEC-SIC), que coordina la operación del sistema eléctrico. Sostiene que en el SIC, que representa un 74% del consumo eléctrico nacional, tres empresas -Endesa, Colbún y AES Gener- concentran cerca de un 80% de la capacidad instalada y un 92% de las centrales de base, aquellas de bajo costo variable. "La mayor parte de los derechos de agua de los proyectos hidroeléctricos más convenientes son de propiedad de estos mismos tres agentes y, además, Endesa y Colbún, que concentran un 73% de la capacidad de centrales de base, están unidas en HidroAysén, quedando sus intereses en el desarrollo de nuevas centrales supeditados a ello", dice.

¿La consecuencia? Precios altos. "Las generadoras traspasan todos los riesgos y los costos a los clientes. Por lo tanto, no tienen ningún incentivo para ser eficientes y bajar los costos marginales del sistema", según González.

Para Cembrano, la falta de competencia implica tener un parque ineficiente de centrales, con alto porcentaje que usa diésel y que incide en altos precios de la energía. "Estimo en el mediano plazo para el Sistema Interconectado Central un sobreprecio en el mercado de generación de un 50% por falta de competencia. Nada permite esperar que deje de existir un sobreprecio en el largo plazo si no se adoptan medidas para cambiar el escenario", asegura.

La baja competencia, a su vez, incide en la operación del CDEC. "Si bien el organismo no decide las centrales que se construyen, pues sólo despacha ordenadamente lo que hay, el grado de competencia sí influye en cuáles son las centrales de que se disponen y que, por lo tanto, el CDEC puede despachar", afirma Cembrano. Explica que la falta de competencia tiene como consecuencia que, para una cierta demanda, se dispone de menos centrales eficentes, por lo tanto en el CDEC se hace necesario despachar más tiempo las centrales ineficientes y así el costo marginal promedio resulta mayor. "Al resultar este precio de mercado mayor, los propietarios de las centrales existentes obtienen una rentabilidad más alta que en un escenario con competencia", indica.

Para Francisco Aguirre, director ejecutivo de Electroconsultores, parte de la solución pasa por interconectar los sistemas del SIC y del Sing. "Permitiría que, por ejemplo, las mineras pudieran tener una mayor oferta de energía de la que hoy tienen, al poder comprar electricidad del sistema central", explica Aguirre. Otra vía para desconcentrar el mercado, a su juicio, es desarrollar un sistema de multas para quienes poseen derechos de agua y no los utilizan. "Hace poco se modificó el Código de Aguas, y se introdujo el pago de una patente por no uso, pero es tan bajo el precio que a los dueños de esos recursos les conviene más cancelar la patente que devolver el derecho al Estado o venderlo a un tercero", manifiesta.

Una opción, añade María Isabel González, sería mirar el modelo de Brasil y Perú. "En esos mercados es el Estado el que dispone de los derechos de agua y licita las centrales hidroelécricas. Así se asegura que nadie concentre esos recursos", dice.

Según Sebastián Bernstein, para mejorar la competencia es indispensable garantizar que existan las condiciones para la construcción de centrales más eficientes para el país. "Hoy existe competencia para vender con energía diésel, pero la competencia con energía barata está muy reducida, porque no hay suficiente capacidad instalada. Las disponibilidades de energía hidroeléctrica y de carbón están comprometidas en contratos y hay poca competencia para ese tipo de energía, que es la que interesa", indica. Explica la razón. "Hay más de 12 mil megawatts en evaluación, pero no hay iniciativas en condiciones de partir, por la dificultad en obtener aprobaciones ambientales, concesiones eléctricas y servidumbres de paso, y porque se han judicializado los procesos, generando incertidumbres. La oposición ciudadana y la falsa creencia de que no necesitamos energía son las principales barreras de entrada".

No obstante esas dificultades, asegura que el mercado es competititivo. "Descarto una concentración. Si no fuera competitivo, cuando llegó el gas argentino los precios no hubiesen bajado. La competencia no pasa por tener un mayor número de actores; acá hay pocos competidores, pero tampoco hay colusión de precios", afirma.

Fuente:
http://www.latercera.com/noticia/negocios/2011/07/655-383231-9-gobierno-se-abre-a-modificar-normativa-electrica-para-facilitar-competencia.shtml

No hay comentarios.: