Andrea Rudnick: Instalando el cambio climático en la agenda diaria de los ciudadanos - Emol

09/09/2011

La jefa de Cambio Climático del MMA repasa los efectos que tiene para Chile el calentamiento global de la tierra. Reconoce que no somos grandes responsables de este fenómeno mundial, pero asegura que nuestra economía ya es una de las primeras en verse afectada hoy.

Grandes nevazones en el norte de nuestro país que dejan el desierto blanco como nunca. Olas de calor de más de 40° que golpean a países de Europa sin control. Tormentas arrasadoras que dejan más del 50% de la superficie de Pakistán bajo el agua.

Quienes se ven impactados por estos hechos no dejan de pensar en que el calentamiento global de la tierra o cambio climático se avecina, parece, a pasos agigantados. Los augurios de Al Gore se refrescan en la memoria y no dejamos de preguntarnos cuándo se comenzarán a percibir consecuencias irreversibles de este fenómeno.

Andrea Rudnick, ingeniera civil y jefa del departamento de Cambio Climático del Ministerio del Medioambiente, llama a la mesura y afirma que muchos de los eventos meteorológicos no pueden ser atribuidos directamente al calentamiento de la tierra. Sin embargo, advierte que no se debe desatender el tema.

-¿A Chile, el cambio climático nos está afectando? ¿Cómo lo podemos ver en forma concreta?
“En Chile estamos viendo cambios en el clima que a lo mejor hoy son paulatinos, pero los vamos a ver más drásticos en el futuro. A Chile va a afectar el aumento de la temperatura a lo largo de todo el país, en el escenario más moderado 1 o 2°, que si pensamos en el ser humano no es tan terrible, y en el caso más severo 3 a 4°, a los que el ser humano también se puede adaptar. Pero las especies de la agricultura sí se van a ver afectados, especialmente en el rendimiento de los cultivos.
“Además, se va a sumar el tema de las precipitaciones, donde en la zona central de Santiago a Puerto Montt vamos a tener menos lluvia, menos agua en todo sentido. Los dos efectos combinados van a afectar a las ciudades, a los sectores productivos”.

-¿La nieve en el desierto es parte del cambio climático?
“Un científico chileno usa un buen ejemplo. Dice que si uno está en un casino y tira un dado siempre da un número aleatorio, pero si uno carga el dado, un número en especial va a empezar a salir con más frecuencia. Eso mismo va a pasar con el cambio climático; se van a cargar ciertos años, donde tendremos una mayor sequía. No podemos decir que la sequía que vivimos el 2010 es producto del cambio climático, pero sí podemos decir que producto de éste van a aparecer más años secos.
“No podemos atribuir al cambio climático eventos puntuales como la nevazón, sólo podemos atribuir tendencias. Sí hay eventos, contados con los dedos de una mano, que sí se puede atribuir porque no han tenido ni un parangón en la historia como las olas de calor en Rusia en 2003”.

Andrea trata de clarificar este tema poniendo como ejemplo lo que pasa con las viñas; producto de los cambios que se registran ya tenemos plantaciones en la zona de Chillán y Concepción, cosa impensada en el pasado. Esto porque han disminuidos las lluvias y han subido las temperaturas.

-Las emisiones de CO2 son las culpables de este fenómeno. Chile es uno de los grande emisores del mundo comparado con China o EE.UU..¿Aún así, estamos aportando?
“Todos los países del mundo están contribuyendo a este problema, pero efectivamente lo nuestro es bajo, un 0,2% de las emisiones mundiales. En comparación como China y EE.UU. que aportan más del 20% de las emisiones mundiales. Ahora si Chile reduce sus emisiones y el resto no, no vamos a poder detener el fenómeno, por eso estamos conscientes de que es un compromiso global. Podemos servir como ejemplo a países que son más emisores que nosotros como Venezuela y México y por eso, tenemos que tomar iniciativas exitosas y conseguir replicarlas”.

-¿No ser grandes productores de este daño hace que tengamos menos conciencia del tema?
“La conciencia, en general, en los países está aumentando. Ahora, creo que hay que elevar más la conciencia, puede que no todos los sectores estén involucrados, pero hay temas que son súper importantes a considerar. Somos un país exportador y los mercados de destino ya nos están exigiendo medir nuestra huella de carbono y por eso, el sector exportador es el más sensibilizado. Esto no se ha producido por un motor interno, ha sido gestado por los mercados internacionales”.

-¿Si la ciudadanía no está consciente, cómo están las empresas?
“Al trabajo que está haciendo el sector exportador se ha sumado el retail y proveedores de las empresas exportadoras. Esto es una cadena”.

-Pero falta mucho, la industria de la energía, el transporte está atrás.
“Las grandes empresas, la gran minería están haciendo acciones, pero hay mucho que avanzar en la pequeña y mediana empresa, especialmente, en eficiencia energética, gestión del agua, etc”.

-¿Qué medidas se han adoptado que estén dando resultado?
“Ejemplos hay muchísimos. Uso de la gravedad para generar energía, proyectos de generación de energía por sistema solar y otros, que requieren inversión.
“Masivamente, hay medidas que se están analizando como en el Ministerio de Energía que está viendo el tema de los MEPS, estándares de eficiencia energética que ya se están aplicando como por ejemplo, con los refigeradores. A Chile no pueden ingresar ya aparatos como estos que no tengan un mínimo de eficiencia energética. En transporte se está evaluando incorporar vehículos eléctricos, no sólo porque son eficientes en el uso de la energía, sino que ayudan a descontaminar”.

-¿Y el ciudadano común y corriente, en el diario vivir, qué debiera hacer?
“En la casa, cosas tan básicas como cambiar las ampolletas por unas eficientes; apagar las luces, no tener las bombas de piscinas prendidas todo el tiempo, reutilizar el agua de lavamanos y duchas reciclándolos para el estanque de WC, reciclar los desechos, hacer compost”.

-Los esfuerzos que se ven son mínimos. ¿Falta más compromiso de medios de comunicación, colegios, instituciones públicas?
“Efectivamente se trata de un esfuerzo transversal. Ahora, el crecimiento por el interés del tema ha sido exponencial; hace 10 años no se hablaba del tema y hoy a lo menos hay una noticia diaria. Aplaudo la gestión de la división de educación de este ministerio porque se está haciendo todo un trabajo de incorporar esta temática en los colegios. Hicimos una guía docente para guiar a los profesores en un tema que no estudiaron cuando estuvieron en la universidad. Hay que incorporar el concepto de sustentabilidad en cada uno de los niños”.

-¿Complota contra esto el hecho de que el mundo científico no se pone de acuerdo en esto del cambio climático?
“Desde el cuarto reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, la comunidad científica mundial se puso de acuerdo. Quedan incrédulos, otros se han dado vuelta, pero no cabe duda que este último reporte es robusto y todos los argumentos en contrario son muy rebatibles. El tema es que a los incrédulos les dan mucha tribuna.
“El tema es que es muy difícil avanzar en poner de acuerdo a todos los países en la reducción de gases. Por ejemplo, los países petroleros basan su economía en la venta de productos fósiles, cosa que queremos reducir a nivel mundial, pero ellos están exigiendo que se les indemnice por la disminución del consumo de su materia primera por el efecto que eso tendrá en sus economías”.

-No se pueden hacer proyecciones, pero sin ser vidente, ¿a este paso, nos vamos a aniquilar tarde o temprano?
“El aumento de temperatura que se prevé en el escenario más severo sí va a generar que algunas islas desaparezcan y que algunos países en África queden desertificados. Por eso se está trabajando, pero no sería tan dramática en decir que nos vamos a aniquilar”.

Fuente:
http://www.emol.com/tendenciasymujer/Noticias/2011/09/08/21645/Andrea-Rudnick-Instalando-el-cambio-climatico-en-la-agenda-diaria-de-los-ciudadanos.aspx

No hay comentarios.: